Alex Ferrer Euroliga Final Four Opinion

“La Final Four en el punto de mira” – Alex Ferrer, Director Sénior de Márketing y Comunicación en la Euroliga

By Alex Ferrer Kristjansson | June 11, 2018

La Final Four acaba de poner punto final a la temporada de EuroLeague. ¡Y de qué forma!

 Belgrado no podría haber sido un mejor anfitrión de una de las mejores fiestas del baloncesto a nivel mundial que incluso me atrevería a calificar como la mejor.

 En pocos años la Final Four se ha hecho un hueco en la lista de los eventos deportivos más prestigiosos del mundo. Hoy, todos los calendarios de citas deportivas obligadas incluyen la Final Four de la EuroLeague.

 El evento es retransmitido en casi 200 países y territorios (¡incluso en aviones y en cruceros!) y es trending topic mundial, convirtiéndose en el gran escaparate del baloncesto europeo de clubs a una audiencia global, así como en el punto de encuentro de aficionados, representantes de todos los sectores del baloncesto y gente de negocios.

Cientos de personas trabajan de forma incansable durante semanas y meses para cerciorarse de que hasta el último detalle estaba preparado para la ocasión. Y es que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia entre un buen evento y un gran evento.

 Llevo trabajando en Euroleague Basketball más de 13 años, y mi primera Final Four fue Moscú 2005. Cuando me paro a recordarlo, da vértigo pensar cómo se ha transformado el evento, a todos los niveles. Mientras hace solo un tiempo se trataba ‘tan solo’ de cuatro equipos compitiendo por la corona continental para el disfrute de los 15.000 aficionados en el pabellón y de otros tantos millones siguiéndolo en televisión, hoy la misión del evento se ha enriquecido con la celebración de numerosas actividades paralelas que ofrecen gran amplitud de posibilidades a los habitantes de la ciudad que lo alberga, así como a gente de negocios para conectar con el mejor baloncesto europeo.

 Así, la FanZone, unicada en localizaciones icónicas como Taksim Square (Estambul), Trafalgar Square (Londres), Il Duomo (Milán), Palacio Real

(Madrid) o la fortaleza de Kalemegdan (Belgrado), traslada toda la emoción de la competición al centro de la ciudad, convirtiéndose en el corazón de las actividades donde miles de aficionados locales y visitantes de toda Europa se reúnen en un ambiente de celebración para interactuar con la liga y conocer de cerca a sus jugadores y leyendas favoritos.

El Awards Ceremony y el Business Summit, a su vez, han añadido la plataforma perfecta para conectar a gente del baloncesto y de diferentes áreas del negocio, completando un inigualable programa de hospitalidad corporativa en el pabellón que da servicio a alrededor de 1.000 clientes, Incluyendo el innovador The Club, un espacio VIP exclusivo con vistas a la pista nunca antes visto en ningún otro gran evento deportivo en Europa.

Por último, la fase final del Adidas Next Generation Tournament ofrece a todos los amantes del baloncesto una oportunidad única de conocer a los mejores jóvenes talentos que pronto se convertirán en estrellas de la EuroLeague.

 Esta Final Four también ha marcado el punto final a la segunda temporada de la auténtica liga europea, lanzada en 2016, en la que todos los equipos se enfrentan entre ellos y que ha sido una vez más una temporada llena de récords. Muchos de estos récords han tenido lugar en el parqué como resultado de las increíbles actuaciones de los jugadores y entrenadores, pero también muchos otros han tenido lugar fuera de la pista, como el récord histórico de asistencia media en pabellones de 8.864 aficionados en cada partido para un total de 2,2 millones en toda la temporada, o como nuevos récords de audiencia televisiva y digital o de ingresos de la competición. Todo esto demuestra que estamos en el camino correcto, y nos anima a seguir impulsando este proyecto a nuevas alturas.

También ha sido una temporada marcada por la innovación, en la que los jugadores han sido equipados con tecnología IoT wearable’ IoT que ha facilitado la aplicación de inteligencia artificial para entregar una nueva experiencia en tiempo real para las audiencias más jóvenes, y en la que se ha equipado a los protagonistas con cámaras que han permitido al aficionado trasladarse al mismísimo centro de la acción.

Una temporada en la que nos hemos asociado con emprendedores, innovadores y startups para construir juntos el futuro del deporte, y en la que hemos unido a creadores de diferentes sectores para ofrecer una nueva perspectiva de la EuroLeague a nuevas audiencias.

Pero también la innovación tiene lugar detrás de los focos, donde diferentes proyectos se desarrollan para satisfacer futuras necesidades de la liga y de sus aficionados.

En Euroleague Basketball nunca hay tiempo para el descanso. Al contrario, siempre hay tiempo para analizar qué es lo próximo y cómo podemos anticiparnos a los cambios que nos aguardan.

 Es nuestra obligación arriesgarnos, aún cuando eso aumente la posibilidad de error, pero sabemos que no hacerlo, lejos de prometernos un futuro más confortable, únicamente nos conduce a una inevitable pérdida de relevancia difícilmente subsanable.

 Ahora que ya ha pasado la resaca de la Final Four es momento de mirar hacia adelante. Han sido cuatro días llenos de adrenalina que lejos de agotarnos nos han cargado las baterías para intentar entregar a nuestros aficionados un producto incluso mejor la próximas temporadas.

La liga llega este verano a su mayoría de edad, cumple 18 años justo este mes, y próxima temporada será la última con 16 clubes participantes ya que en la siguiente dos nuevas plazas serán completadas por equipos de Alemania y Francia para un total de 18. La liga crece en dos mercados muy importantes, así como la exigencia de proveer a clubes y aficionados de una competición lo más fuerte posible y facilitar que estos aficionados puedan conectar con ella como nunca antes.

 Y en eso estamos, y estoy seguro de que el éxito continuará. Porque detrás de todo hay un equipo de excelentes profesionales que se dejan la piel, y lo que es aún más importantes, mejores personas. Un equipo humano que lejos de tópicos, es único y sin duda el mejor activo de la liga, y del que he tenido el honor de formar parte durante tantos años.

 Game On!!

Alex Ferrer Euroliga Final Four Opinion